Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comandante de la ISAF destaca que el ABS es "la mejor manera de conseguir la paz y la estabilidad"

El comandante de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), Joseph Dunford, ha afirmado este jueves que el Acuerdo Bilateral de Seguridad (ABS) es "la mejor manera para conseguir la paz y la estabilidad" al país, en medio de la negativa del presidente afgano, Hamid Karzai, de firmarlo si Estados Unidos no cumple una serie de requisitos.
"Creo que este acuerdo es la mejor manera para traer la paz y la estabilidad, eliminar a los insurgentes y apoyar la transición política y de seguridad", ha dicho, antes de sostener que el retraso en la firma del acuerdo está "alimentando la confusión" en la coalición internacional y las tropas afganas.
Asimismo, ha resaltado que la ISAF no tiene planes para abandonar el país y ha indicado que la coalición quiere centrarse en continuar su misión más allá de 2014, según ha informado la agencia afgana de noticias Pajhwok.
Dunford ha puntualizado que las fuerzas de seguridad afganas no existían hace diez años y ha recordado que las mismas han sido reconstruidas y fortalecidas "con mucho cuidado". "Durante este periodo, 182 aviones y más de 100.000 vehículos, 500.000 armas y 200.000 herramientas de comunicación han sido entregadas a las fuerzas afganas", ha defendido.
Karzai quiere que Washington se comprometa a no realizar ninguna operación militar en viviendas de civiles y a impulsar de forma honesta el proceso de paz con los talibán como paso previo a la firma del acuerdo.
En respuesta, el Gobierno estadounidense ha anunciado que estudiará poner en práctica la denominada 'opción cero' en Afganistán, es decir, el repliegue de todas sus tropas después de 2014.
Las tropas estadounidenses han estado en Afganistán desde que lideraron a las fuerzas multinacionales en el derrocamiento del régimen talibán a finales del 2001 y en el país todavía hay 47.000 militares estadounidenses.
Estados Unidos ha estado en conversaciones con funcionarios afganos para mantener una pequeña fuerza residual de alrededor de 8.000 militares en el país después de que termine sus operaciones el próximo año.
LIBERACIÓN DE PRISIONEROS
Por otra parte, Dunford se ha pronunciado sobre los planes de las autoridades afganas de liberar a 72 persos que Estados Unidos considera "peligrosos criminales" responsables de un gran número de ataques contra las fuerzas de seguridad y la población civil.
Así, ha indicado que la decisión supone una violación de un acuerdo alcanzado entre Washington y Kabul sobre la transferencia de las instalaciones de detención a las autoridades locales. "No puedo decir lo que pasará y cuál será la política sobre estos individuos, pero estamos muy preocupados por la seguridad de la población afgana y de las fuerzas de la coalición", ha remachado.
Las autoridades afganas tenían previsto excarcelar a 88 presos y, tras las críticas de Washington, ha revisado todos los casos. Sin embargo, el Gobierno de Karzai considera que no hay pruebas contra 45 de los prisioneros, mientras que las que existen contra otros 27 no son suficientes para someterles a juicio.
Por este motivo, únicamente juzgará a doce de los detenidos, lo cual representa un motivo de preocupación para Estados Unidos. Así, la portavoz del Departamento de Estado, Jennifer Psaki, ha indicado que las 72 personas que quedarán en libertad "son peligrosos criminales sobre los que existen pruebas que les vinculan con crímenes terroristas".