Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La conexión 11-S de Fort Hood

Nidal Malik Hasan, en una imagen de archivo.telecinco.es
El único sospechoso de la masacre en Texas, en la que 13 soldados estadounidenses morían al iniciarse un tiroteo en la base militar de Fort Hood, Nidal Hasan Malik, parece tener vínculos más que casuales con el entorno del atentado terrorista del 11 de septiembre de 2001.
 Según publica el periódico Telegraph en su edición del domingo, Hasan era un  musulmán fiel a la mezquita Dar al-Hijrah, en Virginia, centro espiritual polémico por ser sitio de encuentro para los terroristas responsables del atentado contra las Torres Gemelas. El funeral de su madre se celebró allí en mayo de este año.
El predicador de esta mezquita en 2001 era Anwar al-Awlaki, acusado de apoyar los ataques contra las tropas británicas y de dar respaldo a las organizaciones terroristas. Con ese expediente, al-Awlaki es para Hasan un hombre que merece un profundo respeto, y según el diario británico, al presunto asesino de Fort Hood se le ilumina la mirada cuando habla de las enseñanzas del predicador.
Mientras los investigadores buscan los motivos del crimen de Hasan y analizan su estado mental, su asistencia a esta mezquita puede resultar una pieza clave en el rompecabezas. A al-Awlaki lo define Charles Allen, ex subsecretario de inteligencia en el Departamento de Seguridad Interior, como un "seguidor de Al-Qaeda, y el ex líder espiritual de tres de los secuestradores del 11 de septiembre". IM