Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un congresista se disculpa tras amenazar con "partir por la mitad" a un periodista por hacerle una pregunta

El congresista Michael G. Grimm ha tenido que pedir disculpas este miércoles después de que ayer una cámara le grabara en el Capitolio amenazando con "partir por la mitad" a un periodista que le había preguntado sobre las presuntas irregularidades en la financiación de su campaña, según informa el 'New York Times'.
Grimm, miembro de la Cámara de Representantes por Staten Island y otrora considerado una de las figuras emergentes en las filas republicanas, se ha visto inmerso en una investigación federal de la financiación de su campaña, después de que algunos de sus contribuyentes denunciaran que el congresista o su jefe de campaña les habían prometido que encontrarían el modo de saltarse los límites a las donaciones.
Anoche, al término del discurso del presidente Barack Obama sobre el Estado de la Unión, un reportero le preguntó sobre la investigación. Grimm visiblemente molesto, optó por no responder pero a continuación, cuando pensaba que el periodista de la cadena NY1 no estaba en directo volvió hasta él y le increpó por haberle hecho la pregunta.
Aunque las imágenes no captaron la escena, sí se puede escuchar la agitada conversación entre ambos, en la que Grimm le espeta en tono bajo "dejemos las cosas claras". En un momento dado el congresista amenaza con lanzar al reportero por el balcón y, tras un nuevo intercambio inaudible y varios insultos, le replica al periodista: "no eres lo suficiente hombre". "Te partiré en dos como a un niño".
Inicialmente, Grimm optó por justificar su conducta porque según él había hecho el "favor" a la cadena de entrar en directo para valorar el discurso de Obama y "el reportero sabía que tenía prisa", pese a lo cual al final optó por "un golpe barato".
En un comunicado, explicó que había llamado al orden al periodista porque "espero un cierto nivel de profesionalidad y respeto". "Dudo de que sea el primer miembro del Congreso que echa la bronca a un reportero y estoy seguro de que no seré el último", añadió.
La actuación de Grimm tuvo inmediatamente un gran eco en los medios de comunicación a nivel nacional y el periodista, Michael Scotto, ha sido entrevistado en varios medios. En declaraciones a la CNN, ha asegurado que no se lo ha "tomado como algo personal". "Creo que estaba enfadado por el hecho de que le formulé la pregunta", ha afirmado.
LLAMADA DE DISCULPAS
Así las cosas, y ante el cariz que estaba tomando la polémica, con el alcalde de Nueva York, el demócrata Bill de Blasio, pidiendo al Congreso que le sancione por su actuación, Grimm ha optado finalmente por pedir disculpas.
"Me he disculpado. He llamado a Michael Scotto. Ha sido muy gentil al aceptar mis disculpas. Vamos ha almorzar en algún momento de la próxima semana y asegurarnos de que esto queda atrás", ha explicado a los periodistas en Washington, informa la CNN.
"Este ha sido un incidente desafortunado que no debería haber ocurrido. Estoy seguro de que mi madre italiana me va a gritar, 'no te educamos de ese modo' y está en lo cierto", ha añadido.