Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cúpula militar considera que es "un mandato y una obligación" para Al Sisi concurrir a las presidenciales

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA) ha anunciado este domingo su apoyo a la candidatura presidencial del jefe de las Fuerzas Armadas, el general Abdelfatá al Sisi, una misión que considera "un mandato y una obligación".
Al Sisi debe hacer lo que "su conciencia le dicte y asumir la responsabilidad en esta tarea", ha señalado el CSFA en un mensaje de audio emitido por la televisión estatal egipcia.
Por ello, otorga a Al Sisi el derecho a presentarse a presidente "basándose en las demandas populares del pueblo egipcio". El comunicado añade que Al Sisi ha agradecido al Consejo, que él mismo encabeza, por encomendarle concurrir a las elecciones presidenciales.
Horas antes de que los principales generales aprobaran que Al Sisi se presente a las elecciones, la Presidencia había anunciado que éste había sido promovido al cargo de mariscal de campo desde general, en lo que responsables de seguridad han considerado que es un signo de que se dispone a anunciar su candidatura a la Presidencia.
"La decisión era esperada y es el primer paso antes de la renuncia del general y el anuncio de su candidatura, que se espera ahora muy pronto", ha señalado un responsable de seguridad. Para que Al Sisi pueda presentarse a las elecciones tiene que renunciar a su puesto como ministro de Defensa y del Ejército.
Otro decreto presidencial de Mansur publicado este domingo establece que las elecciones presidenciales deberán celebrarse en un plazo de entre 30 y 90 días tras a la entrada en vigor de la nueva Constitución egipcia, lo que ocurrió el pasado 18 de enero tras su ratificación en el referéndum de los días 14 y 15 de ese mismo mes.
Así, Mansur insta en su decreto a la Comisión Electoral Presidencial Suprema a iniciar los preparativos para que se celebren "en no menos de 30 días y no más de 90 días" tras la entrada en vigor del texto constitucional, lo que cierra un plazo entre el 17 de febrero y el 18 de abril.
Además, modifica la hoja de ruta de transición publicada tras el golpe de Estado por el Ejército y apoyada por las principales fuerzas políticas egipcias excepto Hermanos Musulmanes para dejar a discreción del presidente si las elecciones presidenciales se convocan antes que las legislativas, a la inversa de lo previsto en el texto original.