Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un antiguo coronel de Gadafi desaparece de un hospital militar de París

El excoronel de la Fuerza Aérea Libia Abdusalam Aboudajaja, que sirvió durante el régimen de Muamar Gadafi, ha desaparecido del hospital militar de París donde se encontraba ingresado y la familia ha alertado de que podría haber sido secuestrado.
El abogado del excoronel François Gibault ha alertado de que todo "es muy raro" al explicar que Aboudajaja, de 68 años, desapareció el pasado 6 de agosto del hospital Val-de-Grace. Según la familia, varias personas le vieron abandonar a pie el centro en pijama.
"Nos tememos lo peor. Podría estar perdido, igual se lo han llevado, o asesinado, no tenemos información", ha dicho el abogado, que ha recordado que Aboudajaja no habla francés y no tiene ni dinero en efectivo ni tarjeta de crédito.
Gibault ha indicado que la primera versión dada por el hospital cuando la familia comprobó que la habitación del paciente estaba vacía es que éste se encontraba en radiología. El abogado ha criticado que no tengan acceso al archivo sobre el caso para conocer mejor las circunstancias de este suceso.
La familia ha solicitado la ayuda de la ciudadanía para que aporten informaciones que permitan la localización del antiguo militar de Gadafi.
Gracias a un permiso del nuevo Gobierno libio, Aboudajaja se desplazó a Francia junto a su mujer y su hijo para recibir tratamiento por una enfermedad que no ha trascendido. Sin embargo, ya en Francia, sufrió daños cerebrales y en julio fue trasladado al hospital del que ha desaparecido.
El hijo de Aboudajaja explicó al diario galo 'Libération' que su padre había servido en las Fuerzas Armadas durante treinta años antes de retirarse en 2008. Entre sus tareas figuraba el transporte de mercancías nucleares a países como Irán, Chad, Ruanda, Nicaragua, Líbano y Siria.