Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las delegaciones de paz de Yemen presentan a la ONU una lista de más de 6.300 detenidos

Las delegaciones que participan en las conversaciones de paz para Yemen han enviado al enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Ismail Uld Cheij Ahmed, una lista con los 6.390 detenidos y capturados en manos de las partes.
Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión saudí, la delegación gubernamental ha enviado una lista que incluye 2.630 nombres, entre ellos el del ministro de Defensa yemení, Mahmud al Sobeihi, en manos de los huthis desde marzo de 2015.
Por su parte, la lista presentada por los rebeldes chiíes incluye 3.760 nombres, el más importante de los cuales es el de Ahmad Alí Abdulá Salé, hijo del expresidente Alí Abdulá Salé.
Fuentes de ambas delegaciones aseguraron la semana pasada que existía un acuerdo para proceder a un intercambio de prisioneros antes del inicio del mes de Ramadán, que comienza este año el 6 de junio.
Entonces, aseguraron que el siguiente paso consistía en el envío de una lista informativa sobre los presos que serán liberados, tras lo que se crearán 'comités locales' para facilitar los intercambios.
Representantes del Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, respaldado militarmente por Arabia Saudí, y de los rebeldes chiíes huthis, apoyados por Irán, se han venido reuniendo durante el último mes en Kuwait para cerrar un acuerdo que alivie la guerra que ha matado a más de 6.200 personas.
Los diálogos se centran en la demanda gubernamental de que los huthis entreguen las armas y abandonen las ciudades capturadas, así como que un nuevo gobierno incluya a los rebeldes. El Gobierno se encuentra actualmente en la ciudad portuaria de Adén después de que los rebeldes huthis mantengan el control de la capital, Saná.