Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los demócratas protagonizan una sentada en la Cámara de Representantes para defender los controles sobre armas

Más de una veintena de congresistas del Partido Demócrata han protagonizado este miércoles una sentada en la Cámara de Representantes de Estados Unidos para reclamar una votación sobre el endurecimiento de los actuales controles para la compra de armas.
Los demócratas han intentado en varias ocasiones durante la última semana que el pleno de la Cámara vote una reforma para impedir que las personas incluidas en la lista de sospechosos de terrorismo puedan adquirir armas.
"Hemos estado callados durante demasiado tiempo", ha explicado John Lewis, líder de una protesta con la que los demócratas quieren hacer "algo de ruido". "¿Cuántas madres más? ¿Cuántos padres más tienen que verter lágrimas de dolor antes de que hagamos algo?", ha preguntado, según el portal 'Politico'.
La masacre de 49 personas en una discoteca gay de Orlando --el mayor ataque sufrido en territorio estadounidense desde el 11-S-- ha reavivado el debate político sobre el control de las armas, pero los republicanos, que controlan las dos cámaras del Congreso, se han mostrado reacios a ceder ante los llamamientos de la mayor parte del Partido Demócrata y del presidente, Barack Obama.
En la sentada de este miércoles, los participantes han leído los nombres de las víctimas de la masacre de Orlando y han unido sus manos para un rezo conjunto. Sin embargo, los republicanos se han limitado a decir que todos los miembros de la Cámara deben "seguir las normas de la institución" y acatar las decisiones que adopte la mesa.