Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio denuncia que África es el continente en el que más ha aumentado la amenaza de los grupos terroristas

El incremento de la actividad de grupos terroristas como Boko Haram, Al Qaeda y Estado Islámico junto a la reactivación de viejos conflictos en los países africanos ha convertido a este continente en el más amenazado, de acuerdo con el índice 'Pueblos Bajo Amenaza' realizado por la organización Minority Rights Group (MRG) publicado este viernes.
"La expansión de las operaciones por parte de grupos extremistas a más países africanos revela un fracaso por parte de los gobiernos de proteger a la población civil", ha lamentado el director ejecutivo de MRW, Mark Lattimer.
"Especialmente en el caso de las comunidades religiosas y étnicas, el riesgo de abusos masivos tiene que entenderse no solo en términos de atrocidades perpetradas por grupos extremistas de oposición sino también por la violenta reacción de las fuerzas gubernamentales", ha subrayado en un comunicado.
De acuerdo con el índice, que busca identificar los países más en riesgo de genocidio, asesinatos políticos o represión violenta sistemática, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, República Democrática del Congo (RDC) y República Centroafricana figuran entre las diez primeras plazas del ránking, que abre Siria.
En el caso de Somalia, se mantiene en segunda posición como consecuencia de la nueva ofensiva lanzada por Al Shabaab a principios de 2016 y su extensión de los ataques a la vecina Kenia. Asimismo, MRG ha advertido de que los planes de Kenia de cerrar el campo de refugiados de Dadaab "pone en cuestión la seguridad de los 330.000 residentes", en su mayoría somalíes.
Sudán del Sur se sitúa en sexta posición, tras subir tres, pese a otro acuerdo de paz cerrado en agosto de 2015 entre el presidente, Salva Kiir, y el líder de los rebeldes, Riek Machar, quien actualmente es nuevamente vicepresidente. Según MRG, "esto demuestra la falta de buena fe mostrada por las dos principales partes enfrentadas, la desestabilización por parte del vecino Sudán y el carácter étnico de la violencia".
EXPANSIÓN DE BOKO HARAM
Además, según ha subrayado la organización en su comunicado, Boko Haram --que juró lealtad a Estado Islámico-- ha ampliado sus actividades más allá de Nigeria atacando Camerún, Chad y Níger, mientras que hay otras filiales de Estado Islámico activas en Argelia, Egipto, Libia y Túnez.
"En muchos casos, grupos milicianos ya existentes han cambiado su nombre y atraído apoyo internacional al jurar lealtad a Estado Islámico", ha resaltado MRG.
La organización ha resaltado especialmente el caso de Libia, que ha subido cinco puestos hasta situarse en la duodécima posición. "Pese al acuerdo para establecer un gobierno de unidad, un abanico de milicias enfrentadas y fuerzas tribales y una filial de Estado Islámico en rápida expansión siguen amenazando el futuro del país", ha advertido.
También ha puesto de relieve el caso de Argelia, que ha subido siete posiciones en la tabla hasta el puesto 27, "lo que refleja tanto el conflicto comunal entre las comunidades árabe y bereber en Ghardaia y los continuados enfrentamientos entre el Ejército argelino y grupos islamistas", incluida Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).