Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 50 detenidos en relación con el ataque a una academia policial de Lahore

Agentes de policía y familiares asisten al funeral de los policias fallecidos ayer en un ataque terrorista contra una academia policial en Lahore (Pakistán), hoy, 31 de marzo. Al menos ocho cadetes murieron y varias decenas sufrieron heridas en ocho horas de asalto perpetrado por un comando terrorista en la academia policial. EFEtelecinco.es
Las autoridades paquistaníes han arrestado a cincuenta personas en relación con el asalto terrorista de ayer a una academia policial situada en las afueras de la ciudad oriental de Lahore, informó hoy una fuente del Ministerio del Interior citada por la cadena privada "Dawn".
Oficiales de la Policía de Punjab -provincia a la que pertenece Lahore- confirmaron a Efe que en las últimas horas se han registrado muchas detenciones, aunque no concretaron la cifra.
"Varias personas han sido arrestadas en el lugar del ataque y en otras zonas cercanas. Todavía no se conoce su implicación. Son sólo sospechosos", dijo una de las fuentes.
El Ministerio del Interior ha iniciado una investigación sobre el asalto, que fue ejecutado por un comando terrorista formado por al menos siete miembros, cuatro de los cuales se suicidaron al verse acosados por las fuerzas de seguridad, mientras que otros tres fueron arrestados.
Los fuerzas del Ejército, paramilitares y los cuerpos de elite de la Policía tardaron ocho horas en poner fin al asedio.
Uno de los terroristas, de nacionalidad afgana, ha confesado durante un interrogatorio que actuó bajo órdenes de Baitulá Mehsud, líder de los talibanes paquistaníes que opera en la conflictiva región tribal de Waziristán del sur, en la frontera con Afganistán.
El ataque de ayer, que causó la muerte a ocho cadetes de la Policía y heridas a varias decenas, era el segundo de un comando "fedayín" registrado este mes en Lahore, tras el que tuvo como objetivo a la selección de críquet de Sri Lanka.