Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un diputado del partido de Sarkozy arremete contra Bélgica y la responsabiliza de los muertos del 13N

El diputado francés Alain Marsaud, de Los Republicanos --la formación del expresidente Nicolas Sarkozy-- ha arremetido este sábado contra las autoridades belgas y las ha responsabilizado de las 130 muertes que tuvieron lugar durante los atentados de París del pasado 13 de noviembre, atentados cuyo 'cerebro' acaba de ser detenido.
En una entrevista concedida al diario francés 'Le Figaro', Marsaud ha asegurado que tiene "mucha amistad" y "respeto" por Bélgica, su Gobierno y sus instituciones, pero ha indicado que los acontecimientos obligan a preguntarse sobre la eficacia de los servicios belgas.
"¿Cómo puede ser que hayan tardado cuatro meses en detener a uno de los organizadores (de los atentados de París) mientras se ha demostrado que estaba en un perímetro tan estrecho de Bruselas?", ha criticado el diputado.
Al explicarle que la investigación no era únicamente asunto de Bélgica, sino que se trataba de un caso conjunto con Francia, Marsaud ha puntualizado que si bien es cierto que ha sido un trabajo franco-belga, "el capataz ha sido Bélgica". "Francia no tenía capacidad de decisión. La manera en la que las cosas se han desarrollado procede únicamente de las autoridades belgas", ha lamentado.
"Bélgica puede tener dificultades para admitirlo. Pero, mientras, como francés, yo sufro la incapacidad de los belgas", ha arremetido, antes de añadir que las autoridades del país vecino "tienen una necesidad manifiesta de progresar" en cuanto a su plan de detenciones.
¿SOLIDARIDAD CON LOS VECINOS?
Ante su férrea postura, 'Le Figaro' en su entrevista ha optado por preguntar al diputado si dada la gravedad de los atentados, no es la solidaridad lo que habría que sacar a la luz en lugar de culpar al país vecino, a lo que Marsaud ha contestado rotundamente: "¡Pero los 130 muertos existen!".
"Es muy bonito ser solidario. Pero no se puede dar por terminado lo que ha ocurrido. El comando venía exclusivamente de Bélgica. Yo no digo que Francia no tenga su parte de responsabilidad", ha afirmado.
"Cuando se frustró un atentado en el Thalys el verano pasado, pedí que restableciéramos los controles en las fronteras", ha recordado, en referencia a un ataque supuestamente perpetrado por un joven marroquí el pasado mes de agosto en un tren que conecta París y Ámsterdam y que dejó tres heridos. "No digo que si existieran esos controles hubiéramos podido evitar las masacres, pero a partir de entonces, habría que haber realizado una verdadera reflexión sobre la circulación transfronteriza", ha criticado.
Asimismo, Marsaud ha expresado su apoyo a la madre de una de las víctimas francesas, que ha interpuesto una denuncia contra el Estado belga y ha indicado que "la comprende" y que, quizás, él habría reaccionado de la misma manera.
Antes de finalizar, el diputado ha asegurado que espera que Bélgica extradite "rápidamente" a Salah Abdeslam, el 'cerebro' de los atentados, detenido este viernes en el barrio bruselense de Molenbeek, aunque ha manifestado sus dudas. "¿Esto ocurrirá en unos días? ¿En unas semanas? ¿En unos meses? Ya veremos", ha concluido.