Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los disturbios dejan 68 muertos y cientos de heridos en Kirguizistán

Opositores en el poder. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
El presidente kirguís, Kurmanbek Bakíev, aseguró hoy que no dimitirá, aunque admitió que ya no controla la situación en el país, donde la oposición ha creado un Gobierno provisional que cuenta con el respaldo de las Fuerzas Armadas.
Las cifras oficiales hablan de 68 muertos y más de 500 heridos en los disturbios que han tenido lugar en la capital de Kirguizistán. Según un portavoz ministerial, hasta ahora han sido identificados 33 cadáveres.
Por su parte, el opositor Omurbek Tekebáyev, ex presidente del Parlamento, afirmó la víspera que la cifra de muertos ascendía a un centenar.
La dirigente opositora Rosa Otunbáyeva ha asumido el poder en Kirguizistán tras el derrocamiento del presidente Bakíev, que abandonó la capital y se encuentra en su residencia de Osh (sur), su ciudad natal.
Varios centenares de personas se han congregado frente a la Casa Blanca, la sede de la Presidencia, donde la gente entra y sale del edifico y el trabajo del gobierno está paralizado, según informa desde Biskek la agencia rusa Interfax.
En la cerca que rodea el edificio cuelga un retrato del presidente derrocado Kurmanbek Bakíev manchado de sangre, mientras la bandera nacional desapareció de la Casa Blanca.
Algunas personas en las escaleras instan a los allí congregados a no llevarse nada del lugar, aunque prácticamente no queda nada en el interior, ya que el inmueble, donde se ven huellas del incendio, fue saqueado.
Comité de defensa del presidente derrocado
La dirigente opositora, Rosa Otunbáyeva, que encabeza el gobierno popular, asegura que "el presidente trata de consolidar al electorado en el sur para continuar defendiendo su posición. Pero la oposición insiste en que abandone el poder", señala. 
Al mismo tiempo, el diario digital "Fergana.Ru" informa de que en la ciudad de Yalal-Abad, en el sur del país, se está creando un comité de defensa del derrocado presidente, al tiempo que se espera que Bakíev de allí un mitin.
Llamamiento al diálogo de la ONU
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha lanzado desde Viena un "llamamiento urgente" al diálogo pacífico en Kirguizistán y ha anunciado que este viernes viajará al país un enviado especial de Naciones Unidas. "Enviaré de urgencia a mi representante Jan Kubis", ha dicho.
El secretario general de la ONU cree que él fue la última autoridad internacional que habló con Bakíev antes de los disturbios que le obligaron a abandonar el país. "Mantuve un encuentro con el presidente y otras personalidades. Tuve la impresión de que había tensiones en el aire (..) pero creo que la presión ha ido en aumento durante meses", ha señalado.  BQM