Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermera aislada anuncia una demanda por la violación de sus "derechos civiles"

Enfermera aislada forzosamente en EEUUtelecinco.es

Después de que la enfermera que se encuentra en cuarentena forzosa en Nueva Jersey para descartar que padezca ébola, Kaci Hickox, haya anunciado una demanda federal porque considera violados sus derechos civiles, la reacción de la Casa Blanca no se ha hecho esperar. El Gobierno de Barack Obama habría iniciado una serie de contactos con los gobernadores de Nueva York y Nueva Jersey para que den marcha atrás a la medida de aislamiento forzoso. Así, el gobernador de Nueva York, Andrew M. Cuomo, ha anunciado la posibilidad de que, los sanitarios que regresen de tratar a enfermos con ébola en África, cumplan en su casa la cuarentena siempre que no tengan síntomas de la enfermedad.

El aislamiento forzoso supone una "grave cuestión constitucional y de derechos civiles", ha explicado su abogado, Norman Siegel, en declaraciones a Reuters.
Siegel, con amplia experiencia en casos de derechos civiles, ha recordado que aunque ha estado en países afectados por el último brote de la enfermedad, no ha presentado ningún síntoma y las pruebas han dado negativo.
"No vamos a cuestionar si el Gobierno tiene derecho a imponer una cuarentena bajo determinadas circunstancias. (Pero) aplicarle esta política (a Hickox) es excesivo", ha argumentado Siegel.
Tras la denuncia anunciada por la enfermera y la intermediación de la Casa Blanca, el gobernador de Nueva York, Andrew M. Cuomo, ha anunciado una batería de nuevas medidas para los trabajadores sanitarios que lleguen de los países africanos más afectados por el ébola, entre la que se encuentra la posibilidad de que estas personas cumplan en su casa la cuarentena, siempre que no tengan síntomas, ante lo que recibirían una compensación.
Los altos cargos de la Administración Obama habían instado a Cuomo y al gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, a reconsiderar la cuarentena forzosa, además de solicitar a los gobernadores y alcaldes a seguir una política "basada en la ciencia", tal y como ha informado el diario 'The New York Times'.
El gobernador neoyorquino ha justificado su decisión en la búsqueda de un equilibrio entre la seguridad pública y la necesidad de evitar disuadir que los trabajadores médicos vayan de forma voluntaria a África. "Mi primer trabajo es proteger a la población de Nueva York, y esto lo hace", ha asegurado.
Bajo el nuevo protocolo, las personas que permanezcan en cuarentena en sus casas serán visitadas dos veces al día por trabajadores locales y se permitirá a los familiares permanecer en el domicilio, además de dar la opción de otras visitas si las autoridades sanitarias lo consideran oportuno.
Cuomo ha comparecido junto al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, que ha felicitado estas decisiones al considerar que muestran el respeto "adecuado" para los trabajadores sanitarios en cuarentena. "Tenemos que pensar cómo tratamos a la gente que está haciendo este noble trabajo", ha subrayado.