Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer embarazada y su bebé sobreviven a la operación para extirparle un tumor maligno

Una mujer de 26 años y el bebé que llevaba en su vientre han sobrevivido a la operación para extirparle un tumor monstruo. La intervención, la primera de su tipo, se llevó a cabo cuando Nicola Ellington tenía 13 meses de embarazo, según publica el . El tumor, del tamaño de una sandía, le oprimía el corazón y los pulmones por lo que tuvo que ser intervenida rápidamente, a pesar de los riesgos. 'Daily Mail'
La mujer ha contado que "el dolor era indescriptible y comenzó poco después de quedarse embarazada, sentía como mi pecho estaba siendo aplastado".
A Ellington le fue diagnosticado un teratoma, llamado también tumor-monstruo, porque se alimentan de las hormonas del embarazo y nace a partir de las células que forman los dientes y el cabello.
Estaba a la espera de su hija, Layla y esto implicaba un riesgo adicional, pero la muerte de la criatura era segura si los médicos no actuaban.
Los especialistas creen que el tumor estaba inactivo en el cuerpo de la mujer, desde su nacimiento, hasta que se quedó embarazada.
El Dr. Adamson, cardiólogo consultor en el Hospital Universitario de Coventry y Warwickshire aseguró que con toda probabilidad fueron las hormonas producidas durante el embarazo las que desencadenaron el crecimiento de este tumor. Ninguno de nosotros había visto nada como esto antes en el embarazo".
Sobre la formación de estos tumores explicó que surgen a partir de "células embrionarias que se incorporan al bebé en su proceso de desarrollo".
La mujer tuvo mucha suerte, porque antes de ser diagnosticada la vio un médico de cabecera y otros de dos hospitales sin que le detectaran el tumor. Para los terribles dolores que sufría le recetaron morfina.
"Recuerdo que después de la operación me mostraron las radiografías que demostraban que Layla estaba bien y que 'el monstruo' se había ido, estaba tan aliviada".
La operación duró dos horas y fue realizada el pasado verano. En diciembre Ellington dio a luz a Layla que nació en diciembre.