Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las empresas británicas en Bruselas lamentan el 'Brexit' y piden negociar rápido la salida

La Cámara de Comercio de Reino Unido en Bélgica ha lamentado este viernes el resultado del referéndum británico a favor de abandonar la Unión Europea (o 'Brexit') y ha pedido "liderazgo" a los líderes europeos para negociar rápidamente un acuerdo que garantice el acceso de Reino Unido al mercado interior.
"Hay un voto claro a favor de salir. No era la posición de nuestra Cámara. Entendíamos que Reino Unido debía permanecer dentro de la Unión Europea. La gente ha hablado", ha explicado el presidente de la Cámara de Comercio de Reino Unido en Bélgica, Thomas Spiller, que ha calificado el momento de "histórico".
En todo caso, ha defendido que lo importante ahora "son los próximos pasos" y negociar un nuevo acuerdo entre la UE y Reino Unido "lo antes posible y lo más claro posible".
"Se necesita encontrar un acuerdo", ha avisado, insistiendo en que cuanto más se alarguen las negociaciones "peor será para las empresas", que buscan "estabilidad" para invertir.
"El atractivo del mercado de la UE y Reino Unido sigue estando ahí", ha defendido Spiller, para quien Europa debe aprovechar la ralentización de otras economías como China, Brasil o Rusia para seguir creciendo.
Con todo, ha admitido la "incertidumbre" que plantea el 'Brexit' para los inversores, algo que "no es muy bueno". "Nadie sabe dónde vamos, pero vamos a algún lado", ha incidido.
"Obviamente, los mercados hoy bailarán", ha señalado Spiller, que ha considerado que se trata de una reacción "normal", que permitirá que algunos hagan "una fortuna" en esta jornada.
En todo caso, ha pedido a los líderes europeos "mostrar un liderazgo fuerte" y enviar "una señal" de tranquilidad a ciudadanos y mercados de "que tienen un plan", aunque sea "imperfecto" y haya que "cambiarlo" con el tiempo.
Así ha confiado en que las partes logren un acuerdo en el plazo de dos años que establece el Tratado de la UE, un pacto que permita a Reino Unido seguir teniendo acceso al mercado único.
Aún así, el presidente de la Cámara de Comercio británica en Bruselas ha descartado que las empresas del país cuestionen el resultado del referéndum --por el estrecho margen con que se ha impuesto el 'Brexit'--, ya que considera que se trata de un proceso democrático cuyo resultado ha sido "claro". También ha alertado del riesgo de que el 'no' de los británicos a la UE se contagie a otros Estados miembros, como Francia o Italia.