Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermera en aislamiento forzoso amenaza con romper la cuarentena por ébola

Después de más de una semana en cuarentena sin síntomas de ébola, la enfermera Kaci Kickox ha dicho basta. Dice que el proximo jueves romperá el aislamiento al que se ha sometido desde que regresó de una misión humanitaria en Africa. "Hemos intentado resolver esto amistosamente, dice, pero las autoridades del estado de Maine no me dejan salir de casa". La enfermera, de 33 años, fue confinada nada más llegar en una tienda de aislamiento en el propio aeropuerto de Newark durante varios días. Asintomática por la enfermedad fue enviada a completar los 21 días de cuarentena a su casa en Maine. El 10 de noviembre cumpliría con esa fecha pero las autoridades amenazan con acciones legales si la enfermera cumple su desafío. La afectada, por su parte, también ha presentado una demanda en los tribunales contra una cuarentena que considera desproporcionada e inútil.