Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siete heridos por enfrentamientos entre uniformados y civiles armados contra estudiantes en la UCV

Al menos siete personas han resultado heridas a causa de los enfrentamientos que se produjeron ayer en el campus de la Universidad Central de Venezuela (UCV), en Caracas, entre los estudiantes que pretendían marchar contra el Gobierno y las fuerzas de seguridad y grupos de civiles armados.
Los choques se produjeron cuando decenas de estudiantes opositores se disponían a marchar desde la UCV hasta la sede de la Vicepresidencia Económica para protestar por la falta de productos básicos, la elevada inflación y el desempleo.
Efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) tomaron el campus universitario --llegó a haber hasta 12 furgones-- e impidieron que los estudiantes opositores iniciaran su recorrido, a pesar de que contaban con la autorización necesaria para ello.
Entonces se desató una auténtica batalla campal en la que los uniformados lanzaron numerosas bombas lacrimógenas, lo que obligó a gran parte de los estudiantes a refugiarse en las facultades cercanas, según relata el diario venezolano 'El Universal'.
A ello se sumaron grupos de estudiantes armados procedentes de la Escuela de Trabajo Social. Al parecer, estos encapuchados usaron pistolas, tubos, piedras y palos contra los manifestantes y obligaron a algunos de ellos a desnudarse.
Los periodistas que cubrían la protesta también fueron agredidos, entre ellos una reportera de Globovisión que tuvo que ser trasladada a un centro sanitario cercano. Además, los encapuchados habrían robado el material a fotógrafos y cámaras.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ya ha condenado, a través de su cuenta oficial en la red social Titter, la violencia en la UCV y se la ha atribuido a "bandas fascistas en acción destructiva y asesina".
Por su parte, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, ha designado a dos fiscales para investigar los enfrentamientos en la UCV. "Todo el que aparezca culpable de un hecho punible será sancionado, no importa cómo se llame o qué represente", ha afirmado.