Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un escuadrón secreto británico, acusado de abusar de prisioneros en Irak

Un escuadrón secreto del Ejército británico está acusado de haber abusado de prisioneros en Irak. El Gobierno de Londres examina actualmente un total de 47 denuncias, de las cuales varias aluden a ese misterioso grupo de militares y agentes secretos del MI5 que habrían autorizado el abuso físico y psicológico de los detenidos.
El abogado de derechos humanos Phil Shiner, que representa a los damnificados, ha pedido que se realice una pesquisa independiente sobre la función y tácticas de esa unidad.
Según muchos de los iraquíes representados por Shiner afirman que, entre el 2004 y el 2007, fueron maltratados tras haber sido trasladados a una unidad autónoma llamada Equipo Conjunto de Inteligencia Avanzada (JFIT, en sus siglas en inglés), situada en la base logística del Ejército británico en Shaibah, a unos 15 kilómetros de Basora (sur de Irak). The Independent,
Casi todos los afectados sostienen que fueron golpeados y privados del sueño, aislados y que se les amenazó con que sus mujeres e hijos serían violados si no cooperaban.
Los representantes legales, del bufete Public Interest Law, afirman que el misterioso grupo de interrogadores, en el que también había civiles, recibía órdenes directas de Londres.
Creen además que la autorización para que personas agregadas al JFIT utilizaran tácticas de interrogatorio más duras respondió a una queja emitida en el 2003 por Estados Unidos de que el Reino Unido no estaba sonsacando información de supuestos milicianos islamistas.
Una portavoz del ministerio de Defensa confirmó al periódico que el hasta ahora desconocido Equipo Conjunto de Inteligencia Avanzada forma parte de la división de inteligencia de las Fuerzas Armadas del Reino Unido.
También dijo que se investigarán las 47 denuncias de torturas presentadas por iraquíes, aunque remarcó que éstas son sólo "alegaciones" hasta que se demuestre su veracidad.