Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La eslovena Bratusek, rechazada por la Eurocámara, renuncia a ser comisaria europea

La ex primera ministra eslovena Alenka Bratusek ha presentado este jueves su renuncia a ser comisaria europea después de que la Eurocámara rechazara abrumadoramente su candidatura por considerarla poco cualificada para el cargo. El presidente electo de la Comisión, Jean-Claude Juncker, le había adjudicado la vicepresidencia para la Unión de la Energía.
"Tengo un gran respeto por la decisión de Alenka Bratusek de dimitir como vicepresidenta designada de la próxima Comisión Europea, que me acaba de comunicar", ha dicho Juncker en un comunicado. "Con su decisión, me ayuda a finalizar la composición de la Comisión Europea", ha admitido el político luxemburgués.
Juncker está ahora en "estrecho contacto" con el primer ministro de Eslovenia, Miro Cerar, y con los líderes políticos de la Eurocámara para elegir a la sucesora de Bratusek, pero todavía no ha anunciado ninguna decisión.
Tanto los populares como los socialistas en el Parlamento Europeo han reclamado este jueves a Juncker que la sustituta sea la eurodiputada socialista Tanja Fajon. "El grupo popular europeo sólo apoyará a una mujer con experiencia", ha dicho su presidente Manfred Weber. "Tanja Fajon cumple este requisito perfectamente", ha añadido.
El portavoz de Juncker, Margaritis Schinas, ha dicho antes de conocerse la dimisión de Bratusek que existe un "riesgo de retraso" en la entrada en funciones de la próxima Comisión, que en principio estaba prevista para el 1 de noviembre. La sustituta de Bratusek deberá pasar un examen de la Eurocámara en los próximos días, a tiempo para que el pleno pueda pronunciarse sobre el colegio en su conjunto el 22 de octubre.
Las comisiones de Industria y Cambio Climático rechazaron este miércoles a Bratusek por 112 votos en contra y sólo 13 a favor. Los eurodiputados han justificado su veto por su pobre actuación durante el examen parlamentario. También causó polémica que Bratusek se autodesignara como comisaria cuando su Gobierno estaba en funciones y las elecciones ya las había ganado una coalición de centro-izquierda.