Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un grupo de esposas de militares se manifiesta en Maiduguri contra el envío de sus maridos al frente

Un grupo de esposas de militares nigerianos se han manifestado este lunes en la localidad de Maiduguri (este) para protestar contra el envío de sus maridos a combatir contra la secta islamista Boko Haram, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.
La protesta ha sido celebrada después de que el Gobierno prometiera retomar el control de la localidad de Gwoza, en la que cientos de personas fueron asesinadas la semana pasada tras la ofensiva del grupo extremista.
Una de la mujeres participantes en la protesta ha dicho que cuando sus maridos fueron enviados al frente el 13 de marzo, Boko Haram lanzó un asalto contra la base militar de Maiduguri, incendiando además su vivienda y matando a cuatro de los hijos de sus vecinos.
"Ahora (el Ejército) quiere enviar a nuestros maridos a Gwoza y decimos que no. Nuestros maridos han estado combatiendo a Boko Haram desde hace seis años. Si les matan o resultan heridos, (el Ejército) no cuidará de nosotros", ha agregado.
El asalto contra Gwoza fue especialmente violento, y decenas de cadáveres siguen descomponiéndose en las calles. Los milicianos de Boko Haram irrumpieron en la ciudad tras ser expulsados de Damboa por el Ejército.
La violencia en Nigeria ha provocado que alrededor de 250.000 personas se hayan visto desplazadas de sus viviendas en lo que va de año, mientras que alrededor de tres millones de personas hacen frente a una crisis humanitaria.
Boko Haram, que intenta instaurar un Estado islámico en el norte de Nigeria, ha matado a miles de personas desde 2009, centenares de ellas en los últimos meses. El nombre del grupo islamista significa la educación occidental es pecaminosa en idioma hausa.
El pasado mes de abril, el grupo provocó la indignación de la comunidad internacional cuando secuestró a más de 200 niñas de una escuela de Chibok, en el estado de Borno. De las 276 niñas que fueron secuestradas, unas 57 lograron escapar momentos después del secuestro, mientras que alrededor de una decena lo ha hecho con posterioridad.