Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estadounidense detenido en Corea del Norte intenta suicidarse, según la agencia oficial

Fotografía de archivo tomada el 12 de enero de 2010 que muestra al activista estadounidense Aijalon Mahli Gomes durante una protesta contra Corea del Norte en la zona desmilitarizada de la provincia surcoreana de Gyeonggi-do. Según informó hoy, 9 de julio de 2010, la agencia oficial norcoreana KCNA, Gomes, que se encuentra bajo custosdia policial en Corea del Norte, intentó quitarse la vida. EFE/Archivotelecinco.es
Un ciudadano estadounidense detenido y condenado en abril en Corea del Norte por entrada ilegal fue hospitalizado en el país comunista tras intentar suicidarse, indicó hoy la agencia oficial norcoreana KCNA.
El estadounidense Aijalin Mahli Gomes, de 30 años, fue detenido en Corea del Norte el 25 de enero por entrada ilegal a través de la frontera con China y condenado en abril a ocho años de trabajos forzados por un tribunal del régimen de Kim Jong-il.
La KCNA, citada por la agencia surcoreana Yonhap, no ofreció detalles sobre la fecha del supuesto intento de suicidio y se limitó a señalar que éste se produjo por un sentimiento de "culpabilidad" y "decepción" por el hecho de que Washington de no haya tomado ninguna medida para su liberación.
La agencia oficial surcoreana tampoco precisó el estado de salud actual de Gomes, que antes de entrar en Corea del Norte había trabajado como profesor de inglés en Seúl.
Solo añadió que la embajada de Suecia en Pyongyang, que representa los intereses de EEUU en Corea del Norte, pudo ver a Gomes en el hospital
De confirmarse las informaciones norcoreanas, se trataría del primer caso conocido en que un extranjero detenido en Corea del Norte intenta suicidarse.
Se cree que Gomes, originario de Boston, decidió entrar en Corea del Norte después de que así lo hiciera otro estadounidense, Robert Park, detenido en diciembre también por entrada ilegal y liberado en febrero, tras admitir los hechos.
Analistas en Seúl han apuntado a que el anuncio de Corea del Norte sobre la situación de Gomes podría ser un intento de presionar a EEUU, en un momento en que el Consejo de Seguridad de la ONU estudia la condena y posibles sanciones a Pyongyang por el hundimiento, en marzo, de una corbeta surcoreana.
Gomes es el cuarto estadounidense detenido en Corea del Norte desde principios de 2009.
Además del caso de Paek, dos periodistas de EEUU fueron arrestadas en abril de 2009 en la frontera con China mientras grababan imágenes para un documental y condenadas a doce años de trabajos forzados, aunque fueron liberadas en agosto tras la mediación del ex presidente Bill Clinton.