Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un exministro de Defensa ucraniano denuncia al departamento antidisturbios de Kiev

El exministro de Defensa ucraniano Anatoli Hrytsenko y el abogado Stanislav Batrin han presentado este jueves una demanda ante el tribunal administrativo de distrito de Kiev para que las medidas que han tomado las fuerzas antidisturbios (Berkut) sean declaradas ilegaes e ilegítimas, según ha informado la Agencia Rusa de Información Legal RAPSI.
"Presentamos ayer la denuncia", según las declaraciones de Hrytsenko que fueron recogidas por RIA Novosti.
Miles de personas en Ucrania llevan manifestándose en la calle desde finales de noviembre para protestar por la decisión del presidente, Viktor Yanukovich, de paralizar la firma de un acuerdo de asociación y de libre comercio con la UE por presiones de Rusia.
En este contexto, el Parlamento ucraniano aprobó una legislación que restringe las protestas en las calles y prohíbe la instalación de tiendas de campaña, escenarios o altavoces en las zonas públicas del país sin autorización previa, a lo que los ucranianos respondieron convocando una nueva protesta.
El nivel de violencia aumentó cuando un grupo de radicales atacó a la Policía durante esta protesta para reprimir a los manifestantes. Este miércoles, al menos tres personas perdieron la vida en el brote de violencia que se generó durante la manifestación.
Las muertes, que tuvieron lugar en supuestos enfrentamientos con la Policía, han sido oficialmente confirmadas. Sin embargo, aunque según los expertos forenses ambos murieron por heridas de bala, la Policía ucraniana asegura no utilizar el tipo de proyectiles con el que perdieron la vida.
El primer ministro, Mikola Azarov, ha confirmado esta información y ha asegurado que la Policía ucraniana no utiliza munición real.