Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El expresidente Tandja, citado a declarar en un caso de corrupción que salpica al actual mandatario

El Ministerio de Justicia de Níger ha anunciado este jueves que el expresidente del país Mamadou Tandja ha sido llamado a declarar por la justicia por el caso de corrupción conocido como "los 400 millones de francos CFA" (610 millones de euros) y que ha salpicado al actual mandatario, Mahamadou Issoufou, que presuntamente habría malversado fondos públicos.
En octubre del año pasado, el anterior presidente afirmó ante los militantes de su partido, el Movimiento Nacional para la Sociedad de Desarrollo (MNSD), que cuando dejó el poder tras el golpe de Estado militar de febrero de 2010 en las arcas del Estado había 400 millones de francos CFA y denunció que ese dinero había desaparecido durante la transición, acusando de forma indirecta a Issoufou.
En declaraciones a la radio francesa RFI, el portavoz del MNSD, Issoufou Tamboura, ha asegurado que desde que el presidente actual llegó al poder "no han parado de pedirle una auditoría de la transición", pero "se ha negado", porque "es esa misma transición la que le ha llevado al poder".
Así las cosas, el Gobierno ha decidido abrir una investigación judicial que permita verificar la existencia de estos fondos y en la que alrededor de 40 personalidades, entre ellas el expresidente Tandja y varios de sus ministros, están llamadas a declarar.
Entre los acusados se encuentran también el jefe de la transición, el general Salou Djibo, refugiado actualmente en Nigeria y acusado de enriquecerse a costa del poder.
Por su parte, el encargado de comunicación del Partido por la Democracia y el Socialismo (PNDS), al que pertenece el actual presidente, ha asegurado que "están totalmente de acuerdo en que se lleven a cabo todas las investigaciones con el fin de esclarecer la existencia del dinero, su origen, dónde ha ido a parar y en definitiva, quiénes son las personas implicadas en el asunto".
Las autoridades del Tesoro afirman que no hay rastro en los bancos de esa cantidad de dinero durante el día del golpe de Estado. Por su parte, el presidente de Níger se ha comprometido a ofrecer más detalles sobre el origen del dinero.