Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres de los fallecidos en el atentado de Estambul eran turistas israelíes

Hasta tres de las cuatro víctimas mortales del atentado suicida perpetrado este sábado en Estambul serían ciudadanos israelíes, según informan los medios turcos. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha confirmado por el momento dos israelíes fallecidos y ha señalado que investigan ya si el objetivo de la bomba eran los israelíes.
Netanyahu ha confirmado dos israelíes fallecidos y que "hay información de que el atentado ha sido perpetrado por un miembro del Estado Islámico", aunque advierte de que se trata de "información preliminar".
Mientras, el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí ha informado de 11 ciudadanos de este país heridos, dos de ellos en estado grave. Las primeras informaciones apuntaban a diez israelíes desaparecidos pertenecientes a dos grupos de turistas.
Tras conocerse que muchos de los heridos en el atentado eran israelíes, una diputada del Partido Justicia y Desarrollo (AKP), que gobierna Turquía, Irem Atkas, ha publicado un polémico mensaje en Twitter. "Espero que mueran todos los israelíes heridos en el atentado".
Al respecto, Netanyahu ha revelado que ha pedido al Minsiterio de Exteriores que pida una condena al Gobierno turco, aunque el mensaje ha sido ya retirado de la red social y se está comprobando su veracidad.
Una de las fallecidas en el atentado sería Simha Demri, de 60 años, que había viajado a Turquía junto a su marido, Avi, en visita gastronómica. Avi ha resultado herido en una pierna y una perforación en un pulmón, informan los medios israelíes.
La Estrella de David Roja en coordinación con el Ministerio de Exteriores prepara ya el envío de dos aviones a Estambul para repatriar a los heridos.
El suicida detonó su carga en la calle Istiklal, en un barrio comercial del centro de la ciudad turca y mató a cuatro personas e hirió a otras 36. El barrio está trufado de tiendas de lujo y de consulados y embajadas extranjeras.
Se trata del cuarto atentado de este tipo perpetrado en Turquía en lo que va de año. Los anteriores han sido obra del Estado Islámico y del grupo separatista kurdo Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), según las autoridades.