Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía sueca archiva la causa contra Julian Assange

La Fiscalía sueca archiva la causa contra Julian Assangetelecinco.es

Los fiscales suecos han decidido abandonar la investigación por supuesta violación contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange, abierta en 2010.  La policía británica ignora la decisión de las autoridades suecas y advierte que lo arrestará si Assange abandona la embajada de Ecuador, donde vive recluido desde hace cinco años.

La fiscal jefe sueca, Marianne Ny, ha anunciado que ha decidido abandonar la investigación, según ha informado la Fiscalía en un comunicado.
Julian Assange a través de la web de información alternativa, WikiLeaks filtró miles de cables con información clasificada de EEUU, por los que la Casa Blanca pretende juzgarlo.
Julian Assange vive refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres desde junio de 2012 para evitar que la orden de arresto en su contra se haga efectiva y una vez extraditado a Suecia las autoridades de este país le entreguen a Estados Unidos.
El abogado de Assange había solicitado hace unos días al Tribunal de Distrito de Estocolmo que se pusiera fin a la orden de arresto contra su cliente, argumentando que debía abandonarse ahora que Estados Unidos había expresado su deseo de imputar al fundador de WikiLeaks.
"Dado que Estados Unidos está tratando de cazar a Assange, tiene que hacer uso de su asilo político y Suecia tiene que asegurarle que no tiene por qué permanecer en la Embajada", dijo entonces el abogado, Per Samuelson.
"Si anulan la orden de detención habrá una posibilidad de que vaya a Ecuador y después pueda utilizar su asilo político en un país entero", añadió.
Ecuador dio asilo a Assange en 2011 pero el australiano no ha podido salir de su Embajada en Londres desde entonces.
En declaraciones a la agencia TT antes de que se conociera la decisión de los fiscales, la abogada de Assange Melinda Taylor ha subrayado que el cierre de la investigación preliminar en su contra o el levantamiento de la 'euroorden' de arresto no significa necesariamente que éste fuera a viajar apresuradamente a Ecuador.
"Lo primero que probablemente hay que hacer es buscar garantías de las autoridades británicas de que no será detenido de alguna otra mantera", ha subrayado la abogada. Hasta ahora, ha recordado, tanto Reino Unido como Estados Unidos "se han negado a confirmar o negar" que haya una solicitud de extradición por parte de Washington.
Además, ha subrayado, Assange también está acusado de haber violado las condiciones de su puesta en libertad bajo fianza en Reino Unido por haber huido a la Embajada ecuatoriana.
En su cuenta de Twitter, WikiLeaks ha destacado que "Reino Unido se niega a confirmar o negar si ha recibido una solicitud de extradición de Estados Unidos por Julian Assange", subrayando que "la atención se centra ahora en Reino Unido".
Assange, que fue interrogado en diciembre de 2016 en la Embajada de Ecuador por un fiscal ecuatoriano con preguntas de las autoridades suecas y en presencia de una fiscal de este país, han mantenido en todo momento su inocencia respecto a la acusación de violación, insistiendo en que mantuvo relaciones sexuales consentidas con la mujer que le acusó.
La Policía británica advierte que detendrá a Assange si sale de la embajada de Ecuador
En un comunicado, Scotland Yard ha recordado que el Tribunal de Westminster "emitió una orden de arresto contra Julian Assange después de que éste no se entregara al tribunal el 29 de junio de 2012" y, por tanto, la Policía Metropolitana "está obligada a ejecutar esa orden si abandona la Embajada".
"Ahora que la situación ha cambiado y las autoridades suecas han cerrado su investigación, Assange sigue siendo buscado por un delito menos grave" que el de violación que provocó la orden de arresto europea, ha destacado Scotland Yard, prometiendo adecuar sus efectivos a este hecho pero sin aclarar su "plan operativo".
"La prioridad para la Policía Metropolitana debe seguir siendo arrestar a aquellos que siguen estando buscados en la capital en relación con delitos violentos o sexuales graves para la protección de los londinenses", se ha limitado a precisar.