Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'padre coraje' francés consigue su objetivo: Encarcelar al asesino de su hija

Imagen de archivo de Dieter Krombach, el cardiólogo alemán acusado de haber matado a la joven Kalinka en 1982. Foto: Informativos Telecinco.telecinco.es
Un juez francés ha comunicado a Dieter Krombach, el cardiólogo alemán que en 1982 presuntamente mató a una joven francesa de 14 años Kalinka, su encarcelamiento formal. Krombach apareció el pasado domingo apresado, herido y amordazado a las puertas del tribunal de la localidad de Mulhouse, al parecer, por orden del padre de la chica, André Bamberski. El progenitor biológico de Kalinka ha declarado al diario 'Le Parisien', pese a estar acusado por secuestro, detención ilegal, asalto y agresión, que ha "conseguido el objetivo". "El asesino de mi hija va a ser juzgado. Ahora será imposible silenciar el asunto", ha asegurado.
El cardiólogo alemán Dieter Krombach, que según Bamberski violó y mató a su hija Kalinka, fue condenado en contumacia a 15 años de reclusión por un tribunal de París en 1995, pese a que nunca cumplió la pena al negarse Alemania a extraditarlo porque allí ya se había sobreseído el caso en 1982.
Krombach fue entregado a la justicia francesa el pasado domingo apareció atado, amordazado y herido en el rostro cerca del tribunal de Mulhouse, tras una llamada telefónica de André Bamberski.
Krombach fue atendido en el hospital de Mulhouse y tras ello fue hospitalizado en París, donde un juez le ha comunicadofinalmente su encarcelamiento formal.
A partir de ahora, el tribunal de apelación de París tiene un año para organizar un nuevo proceso contra el presunto asesino de Kalinka.
En la noche del martes, André Bamberski, que reconoció la responsabilidad del secuestro del doctor Krombach, salió en libertad bajo control judicial. El padre biológico de la chica está acusado por secuestro, detención ilegal, asalto y agresión y de asociación delincuentes.
Pese a ello, ha reconocido al diario francés Le Parisien que está contento, "aliviado" y "en paz consigo mismo" porque ha "logrado el objetivo". "El asesino de mi hija va a ser juzgado. Ahora será imposible silenciar el asunto", ha asegurado.  EPF