Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobernador de Guerrero pide colaboración ciudadana en la búsqueda de los estudiantes desaparecidos

El gobernador del estado mexicano de Guerrero, Ángel Aguirre, ha pedido este domingo a los ciudadanos que se sumen a la búsqueda de los 43 estudiantes de la Normal rural de Ayotzinapa, desparecidos desde el 26 de septiembre, mientras más de 1.500 personas se han manifestado reclamando su renuncia y noticias de los jóvenes desaparecidos.
"El mejor apoyo que me pueden dar en este momento es que todos los guerrerenses nos sumemos a la tarea de localizar a nuestros jóvenes que se encuentran desaparecidos", ha pedido el gobernador, muy criticado por su gestión.
"Son momentos difíciles, de tristeza de rabia, de mucho dolor, pero esto no impedirá que la marcha del gobierno se detenga", ha asegurado el político del PRD. "Vamos a seguir trabajando con todo el esfuerzo y la entrega, en la medida de nuestras posibilidades, para que los guerrerenses puedan vivir mejor", ha añadido, en declaraciones recogidas por el diario 'Milenio'.
Entretanto, unas 1.500 personas, entre ciudadanos, comerciantes y líderes empresariales, se han dado cita este domingo en el zócalo de Chilpancingo, la capital de Guerrero, para exigir seguridad, además de pedir la renuncia del gobernador Ángel Aguirre y que aparezcan con vida los 43 estudiantes desaparecidos.
Los manifestantes, entre los que también había estudiantes, han llamado a los ciudadanos a dejar de lado la apatía y el temor y denunciar la relación de las autoridades tanto locales como del estado con el crimen organizado, ya que de lo contrario habrá más muertes de inocentes, informa el diario 'Proceso'.
En este sentido, el fiscal general de México, Jesús Murillo Karam, reconoció el viernes que se podía haber evitado la tragedia si se hubiera actuado antes contra su alcalde, José Luis Abarca, huido desde la desaparición de los estudiantes.
Aun así, explicó que no se ha actuado antes contra el alcalde de Iguala porque la denuncia que se puso en su contra en la Procuraduría General de Justicia del estado de Guerrero no siguió adelante por falta de pruebas.
Al margen de la búsqueda de posibles responsables, los forenses trabajan para tratar de determinar la identidad de los restos mortales hallados en nueve fosas comunes localizadas en la zona de Iguala.