Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobernador de Guerrero admite que "hay lugares en los que manda la delincuencia organizada"

El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, ha destacado que el ataque al Palacio de Gobierno de este estado, que protagonizaron ayer 'normalistas' de la escuela rural de Ayotzinapa en apoyo a sus 43 compañeros desparecidos, tiene un trasfondo político y ha reconocido que hay lugares en la región "donde manda la delincuencia organizada".
"Hay muchos municipios (de Guerrero) que se encuentran totalmente infiltrados, hay lugares donde quien manda es la delincuencia organizada en el ámbito de algunas policías municipales", ha destacado Aguirre en una entrevista a MVS Radio.
A pesar de ello, ha asegurado que tiene "la conciencia tranquila" y que no entiende los ataques que se produjeron ayer al Palacio de Gobierno, ya que su Gobierno ha creado una mesa de diálogo con las familias de los 'normalistas' desaparecidos.
"Veo aquí, en lo que sucedió el día de ayer, que evidentemente hay un trasfondo político, lo saben la mayoría de los guerrerenses. Lo que se pretende es confrontar, generar más situaciones problemáticas, desestabilizadoras", ha señalado.
Así, ha aclarado que no se plantea dimitir, pese a que el pasado domingo más de un millar de personas reclamaron en la capital de Guerrero, Chilpancingo, su cese ante la incapacidad del Gobierno estatal de garantizar la seguridad pública.
"No se trata de que yo me empecine en mantenerme en el cargo, primero hay que permitir que se llegue al fondo de los hechos", ha señalado, asegurando que su principal objetivo es la búsqueda de los 'normalistas' 'desaparecidos, además de agilizar la investigación.
SE ESPERAN NUEVAS PROPUESTAS
Este martes podrían volver a producirse violentas protestas en Chilpancingo ante la llegada de 'normalistas' de Michoacán y Oaxaca, según ha asegurado el alcalde de la ciudad, Mario Moreno, al diario 'Excélsior'.
"Ayer fue un día bastante complicado. Hoy amenaza con llegar un grupo importante de 'normalistas' de Michoacán. Vienen también de Oaxaca y pretenden reiniciar las marchas. Seguramente tendrán algunos objetivos en la ciudad", ha destacado.
Para hacer frente a las nuevas protestas, Moreno ha señalado que hasta la capital de Guerrero se desplazarán todas las unidades de Policía antidisturbios disponibles para "salvaguardar personas y edificios públicos".