Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La guerra Siria se ceba con la población civil

A los refugiados no les para ni la lluvia ni el frío. Sólo el fuerte viento impide por unos días su salida de las costas turcas. "La gente está huyendo de la guerra, de unas condiciones muy precarias".Un grado de desesperación cada vez más elevado.

En lo que va de año, en menos de mes y medio, se han lanzado al Egeo más de 76000 personas. 400 no lo consiguieron, murieron ahogadas. Muchas eran niños. Gerard es el coordinador de Proactiva Open Arms, una de las cuatro ONGs entre las que se encuentra Médicos Sin fronteras, que junto con Frontex y los guardacostas griegos patrullan el lado griego del Egeo. Ahora el problema, dice Gerard, está más en aguas turcas.

Para frenar la tragedia, la OTAN ha decidido esta semana involucrarse en la crisis. Aunque lo va a hacer con buques de guerra. Barcos con los que quiere devolver a los refugiados rescatados a Turquía y combatir a las mafias.

Muchos de los que trabajan aquí, en aguas del Egeo, dicen que para evitar más tragedias, sería mucho más sencillo habilitar las fronteras terrestres. Porque por mar o por tierra los refugiados van a seguir llegando mientras haya guerra.