Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis guerreros Masai corren en el Maratón de Londres

Londres será este domingo escenario de una de las maratones más populares del mundo. Pero ésta será una edición con un toque de color muy especial. Seis de los participantes no vestirán el atuendo propio de un corredor de fondo. En su lugar, correrán con túnicas coloradas, abalorios tribales, cayados o bastones de madera y unas zapatillas confeccionadas con neumáticos. Son auténticos guerreros Masai, que por primera vez en su vida han salido de las planicies del este de África.
Lo han hecho, como guerreros que son, para luchar por su pueblo. Con su presencia en la Maratón de Londres quieren llamar la atención sobre un problema que afecta a sus poblados del sudeste de Kenia y el nordeste de Tanzania.
Los Masai llegan a Europa para gritar al llamado primer mundo que el agua de uso diario está contaminada, que necesitan proyectos que creen las infraestructuras necesarias para combatir los efectos de las sequías y de la extracción petrolera, cuyo origen se remonta a 1956.
La malnutrición y las enfermedades debilitan cada vez más a la población.El agua alcanza tal grado de insalubridad que dos de cada tres niños mueren a causa de enfermedades relacionadas con su consumo. Sólo les queda utilizar el exotismo indígena de postal de safari para que los países con recursos giren la cabeza en la dirección correcta.