Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre pasa cuatro años intentando demostrar que está vivo

Claude Pretorius intenta corregir un error burocrático que se originó en el 2006, año en el que descubrió, al solicitar su pasaporte, que para el Departamento del Interior de su país estaba muerto.

"Me dijeron que no podía solicitar un pasaporte porque estaba muerto", señaló el hombre de Johannesburgo al diario La Estrella.

Pretorius ha manifestado que recibió una declaración jurada de la policía afirmando que él está vivo y le emitieron una nueva identidad, lo que le permitió comprar un coche.

Pero el problema volvió el año pasado cuando intentó registrar el coche en el departamento de tránsito de su país.

"Me enteré de que mi situación se ha vuelto a cambiar por la de fallecido", señaló indignado.

"¿Cómo puede ser posible que pueda comprar un coche pero, en el momento que necesito obtener una licencia, me declaran muerto?" se ha quejado.

Además su esposa ha sido incapaz de conseguir ayudas legales ya que oficialmente es su viuda.