Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos 1.400 incendios arrasan el norte California

El fuego continúa arrasando la zona norte de California. Vídeo: ATLAS.EFE
California en llamas. Los bomberos continúan su lucha contra los más de 1.400 incendios que afectan diferentes áreas del norte de ese estado. Desde el fin de semana el fuego ha devastado unos 1.450 kilómetros cuadrados de bosques y áreas residenciales. Las autoridades han evacuado cincuentas residencias en las áreas de French Meadow y Brown's Meadow. Desde el pasado sábado, cuando fue declarado el estado de emergencia, las agencias federales se han sumado a las labores de extinción y hasta los satélites de la NASA  ayudan a revelar los focos.
Más de 450 bomberos del Condado de Kern, el Servicio Forestal de EEUU y otras agencias estatales y federales mantenían su batalla contra el fuego en la zona. Con el amanecer, se reanudaron las labores de cientos de bomberos y voluntarios que han contenido poco más del 3 por ciento de un incendio forestal que ha arrasado más de 100 kilómetros cuadrados y destruido unas 20 casas en la región Big Sur del Bosque Nacional 'Los Padres', al noroeste de Los Angeles.
Big Sur es una región escasamente poblada en la que el fuego obligó durante el fin de semana a cerrar al tráfico en un tramo de 20 kilómetros de la principal autopista. El presidente de EEUU, George W. Bush, declaró el sábado pasado el estado de zona de emergencia para California, lo cual permite que las agencias federales se sumen a los esfuerzos por contener y apagar los incendios.
Esa ayuda incluye helicópteros de la Infantería de Marina que trasladan grandes bolsones llenos de agua, la movilización de bomberos federales y la información obtenida sobre los incendios desde los satélites de la agencia espacial NASA.
La mayoría de los incendios tuvo como origen las tormentas eléctricas y los rayos, que encontraron la vegetación reseca tras semanas de escasas lluvias, según el Servicio Forestal.ZA