Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los indígenas Awá piden un "cara a cara" con las FARC para que pidan perdón por una masacre ocurrida en 2009

Los indígenas Awá han reclamado un "cara a cara" con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que los miembros de la guerrilla pidan perdón por la masacre de 14 indígenas en el departamento de Nariño, cuando se cumplen siete años de aquellos hechos.
Esta tragedia, ocurrida en el municipio de Barbacoas, derivó además en el desplazamiento masivo de más de 400 personas y marcó para siempre a una comunidad que durante décadas ha vivido en medio del conflicto armado de Colombia, en una zona estratégica para las actividades relacionadas con el narcotráfico.
La comunidad indígena ha enviado una carta al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y líder de la guerrilla, Timoleón Jiménez, alias 'Timochenko', en la que solicitaron "un encuentro cara a cara para que las FARC pidan perdón a las víctimas de la Masacre del Resguardo Tortugaña Telembí".
La masacre fue reconocida por la columna Mariscal Sucre de las FARC, que argumentó que las víctimas habían sido "ejecutadas" por tratarse de informantes de la Fuerza Pública, tal y como informa el diario colombiano 'El Espectador'. Las autoridades tardaron mucho tiempo en lograr recuperar los cuerpos de los indígenas asesinados.
En la misiva, los Awá aseguran que de su parte no existen odios ni resentimientos y que lo que buscan es cerrar las heridas que les dejó el pasado. "Queremos ver reparados a nuestros hermanos y hermanas víctimas, y garantizados los derechos a la verdad, la justicia, la memoria y la no repetición de tales actos de barbarie y abandono", añade la nota, enviada el pasado 4 de febrero.
En julio de 2014 la Fiscalía anunció que imputaría cargos por crímenes de lesa humanidad contra varios altos cargos guerrilleros por dicha masacre, entre ellos Luciano Marín Arango, alias 'Iván Márquez'; Seusis Pausivas Hernández, alias 'Jesús Santrich'; Jorge Torres Víctoria, alias 'Pablo Catatumbo'; Luis Alberto Albán Burbano, alias 'Marcos Calarcá'; y Luis Antonio Losada Gallo, alias 'Carlos Antonio Lozada'.