Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un 31% de los indígenas siguen viviendo en la pobreza pese a los avances en América Latina

Cerca de uno de cada tres indígenas latinoamericanos sigue viviendo en la pobreza pese a los importantes avances logrados por los países de la región durante la época de bonanza de la primera década del siglo, según denuncia un nuevo estudio del Banco Mundial.
"Los indígenas hoy siguen siendo el segmento en toda la región más pobre de cualquier país. Entonces, son más pobres inclusive que población que tiene el mismo nivel de preparación o el mismo nivel de acceso a recursos, entre otros aspectos", ha explicado Germán Freire, especialista en desarrollo social del Banco Mundial.
El estudio, presentado en Panamá, indica que si bien los indígenas conforman un 8 por ciento de la población de la región, representan aproximadamente el 31 por ciento de los pobres en América Latina.
El experto del organismo internacional advierte de que "la discriminación y la exclusión son importantes obstáculos" para que estas comunidades prosperen y cuenten con las mismas oportunidades de tener una vida mejor.
En cualquier caso, aunque el informe 'Latinoamérica indígena en el siglo XXI' indica que esta comunidad no logró beneficiarse en la misma medida que el resto de la región durante los años de bonanza, también reconoce que se han logrado "avances importantes".
"Gracias a la combinación de crecimiento económico y políticas sociales adecuadas, más de 70 millones de personas salieron de la pobreza en países como Perú, Bolivia, Brasil, Chile y Ecuador, mientras que en otros, incluidos México y Nicaragua, se cerró la brecha educativa que durante décadas excluyó a los niños indígenas", añade el texto.
En este contexto, Freire ha celebrado que la población indígena participe en los procesos políticos a todos los niveles. "Hay representantes indígenas desde los niveles más bajos de gobierno hasta los niveles más altos, de ahí hasta la presidencia de Bolivia", ha sentenciado.