Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos integrantes de Pussy Riot huyen del país por miedo a la persecución policial

Protesta por las Pussy Riot. Foto: Reuterstelecinco.es
Los integrantes del grupo punk ruso Pussy Riot han huido del país para evitar su posible detención tras la condena a prisión de sus tres principales componentes la semana pasada por orquestar una protesta contra el presidente, Vladimir Putin, en una catedral de Moscú.
"Dos de nuestros miembros han huido del país y están reclutando a feministas extranjeras para preparar nuevas acciones de protestas", indicó una cuenta de Twitter. La información ha sido corroborada por el marido de Nadezhda Tolokonnikova, una de las encarceladas.
"Están en un lugar más allá del alcance de la Policía rusa. Dado que la Policía les está buscando, van a mantener un perfil bajo", declaró Pyotr Verzilov.
Verzilov insinuó que los integrantes podrían haberse marchado a un país sin acuerdo de extradición con Rusia. "Queda dado a entender", indicó Verzilov. "Pero hay que recordar que todavía quedan 12, 14 miembros del grupo en activo. Se ha convertido en un gran colectivo", concluyó.
Cinco integrantes de Pussy Riot entraron en el templo ortodoxo con el rostro oculto el pasado febrero para realizar, ante la mirada atónita de los guardias de seguridad, una actuación para denunciar el apoyo de la Iglesia Ortodoxa a la campaña electoral de Putin, que entonces era primer ministro, para volver al Kremlin.
Tres de las integrantes del grupo, las jóvenes Yekaterina Samutsevich, Maria Alyokhina y Nadezhda Tolokonnikova --de 29, 24 y 22 años de edad, respectivamente-- fueron condenadas a dos años de cárcel por "vandalismo motivado por odio religioso".