Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tribunal islámico de Bauchi condena a 20 latigazos a un hombre por mantener relaciones homosexuales

Un ciudadano nigeriano ha sido latigado este jueves en 20 ocasiones después de que un tribunal islámico de la localidad de Bauchi (norte) le declarara culpable de haber mantenido relaciones homosexuales, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.
El tribunal ha detallado que, pese a que dichas prácticas pueden acarrear la pena de muerte por lapidación, ha tenido en cuenta que mantuvo las relaciones hace siete años y ha optado por la latigación. EL condenado, Mubarak Ibrahim, tiene 20 años de edad.
La mayoría de los estados del norte del país, de mayoría musulmana, han adoptado la 'sharia' (ley islámica) desde el fin del Gobierno militar en 1999. Sin embargo, la aplicación de leyes coercitivas contra las relaciones entre personas del mismo sexo no es exclusiva de estos tribunales, ya que el Gobierno central ha aprobado legislaciones muy restrictivas en este sentido.
Este mismo martes, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha expresado su alarma ante la promulgación por parte del presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, de una ley "draconiana" que criminaliza las relaciones homosexuales y que contempla penas de hasta catorce años de prisión.
"Pocas veces he visto una legislación que en tan pocos párrafos viole tantos derechos humanos universales básicos", dijo. "El derecho a la privacidad y la no discriminación, los derechos a la libertad de expresión, asociación y asamblea, el derecho a la libertad contra los arrestos y detenciones arbitrarias: todos ellos son minados por esta ley", recalcó.
Pillay recordó que "incluso antes de que se promulgara esta ley, las relaciones consensuadas entre personas del mismo sexo ya estaban criminalizadas en Nigeria, violando los derechos a la privacidad y la libertad contra la discriminación, que están protegidos por la Constitución nigeriana y la Convención Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que Abuya ha ratificado".
Este proyecto de ley fue aprobado el pasado mes de mayo por el Parlamento, pero el presidente había retrasado su ratificación, que ha sido anunciada este lunes. "Sí, el presidente ha firmado el proyecto de ley, se emitirá un comunicado a lo largo de esta semana", indicó el lunes el portavoz presidencial, Reuben Abati.
La normativa establece que las personas que firmen una unión civil o matrimonio homosexual "cometen un delito", por lo que podrán ser condenadas a 14 años de cárcel. Además indica que las personas que formen parte de clubes, sociedades y organizaciones gays o hagan una demostración pública de una relación homosexual podrá ser condenada hasta a diez años de prisión.
Desde el año 2006 se han propuesto dos leyes similares en el país, que finalmente no fueron aprobadas por el Parlamento. Bajo la actual normativa federal, la sodomía está penada con la cárcel, pero la nueva ley va más allá y contempla más casos para perseguir la homosexualidad.
Como en otras zonas del África subsahariana, la sociedad nigeriana tiene una gran reticencia hacia los homosexuales, que viven en la clandestinidad. Por ello se prevé que esta normativa sea elogiada por la mayor parte de la opinión pública.