Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una joven se suicida tras ser rechazada en más de 200 empleos

Vicky tenía 21 años pero no aguantó estar en paro tanto tiempo. Foto: Daily Mailtelecinco.es
Vicky estuvo dos años buscando trabajo. Realizó más de 200 entrevistas para distintos puestos y no logró un puesto. Cuando recibió un nuevo rechazo tomó una sobredosis de drogas que terminaron con su vida. Su padre la encontró tirada en el suelo de su casa rodeada de cajas de píldoras y botellas de alcohol.
A sus 21 años de edad, Vicky dejó una note que decía "no quiero ser yo".
Depresión por culpa del paro
Sus padres, Tony y Louise, están desolados y reconocen que la joven había entrado en una depresión por estar en el paro."Vicky era una niña brillante, burbujeante e inteligente, pero se deprimió al no poder encontrar un empleo ", explica al diario británico la señora Harrison, "encontraba humillante llevar tanto tiempo sin trabajar y no pudo aguantar más".
La madre de Vicky explica que su hija acudía a una docena de entrevistas a la semana, para todo tipo de trabajos, incluyendo dependienta, camarera o cuidadora de niños.
"Quiero que todos seáis felices"
Vicky, que vivía en Darwen (Inglaterra) dejó tres notas de suicidio: uno para su madre, otra para su padre y una tercera para su novio.
En ellas escribió: "Es sólo que no quiero estar así más. Por favor, no estés triste. No es culpa tuya. Quiero que todos seáis felices".
Nathan Howarth, su novio, explica en el diario británico que "ella era una chica hermosa y tenía una sonrisa impresionante. Era demasiado inteligente. No había ninguna razón por la cual no fuese capaz de encontrar un trabajo". BQM