Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

170 kilos con sólo once años

"Le han hecho exámenes genéticos pero todavía no se sabe si es una enfermedad genética o no", ha explicado la madre al referirse a la extraña enfermedad que padece su hijo.
Andrés no disfruta de la comida, según comentan sus padres, ya que aumenta de peso con el paso de las semanas.
En concreto, según los médicos, el menor engorda 7 kilos cada poco más de un mes.
Mientras los expertos intentan encontrar la razón de su diferencia, los padres del pequeño intentan compensar la balanza.
"El objetivo es que Andrés siga luchando por su vida y siga luchando por lo que es él", ha asegurado el padre del menor.
Andrés, que no puede hacer una vida normal, se enfrenta así al duro trabajo de enfrentarse a una realidad que poco niños conocen.