Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los laboristas británicos apuran el cierre de campaña en busca del voto útil

Las tres principales formaciones del país han apurado en distintos puntos del país sus últimos esfuerzos para tratar de convencer a los votantes que continúan indecisos de cara a los comicios del próximo jueves.
Según los últimos sondeos, todo parece indicar que ningún partido sacará una mayoría absoluta, algo que rara vez ocurre en este país, donde el sistema electoral de mayoría simple a una sola vuelta propicia el bipartidismo entre las dos principales formaciones: conservadores y laboristas.
El ministro de Escuelas, Familia e Infancia, Ed Balls, y el representante del Gobierno para Gales, Peter Hain, han sugerido que los laboristas consideren el "voto táctico" para impedir que los conservadores, favoritos en los sondeos, lleguen al poder.
Ambos abogan por que los votantes apoyen al Partido Liberal Demócrata en las circunscripciones electorales en las que esa formación, tercera del país, compite con los "tories" y tiene posibilidades de vencer.
Para algunos, la petición del recurso al voto táctico puede ser interpretada como una señal de desesperación del laborismo, que se sitúa por detrás de los conservadores en los sondeos.
En esta recta final hacia las urnas, el diario "Daily Mirror" se ha posicionado claramente con la foto en su portada de David Cameron tachada con una cruz, pidiendo el voto útil para impedir que los conservadores se hagan de nuevo con el Gobierno.
Lo cierto es que el partido en el poder afronta los comicios en una posición de tercero en los sondeos y rodeado de conjeturas sobre la eventual sucesión de Brown, en caso de que esa formación pierda y regrese a la oposición. EPF