Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder de Hezb-e-Islami pide a los talibán que se unan a las conversaciones de paz en Afganistán

El líder del grupo islamista afgano Hezb-e-Islami, Gulbuddin Hekmatyar, ha hecho este miércoles un llamamiento a los talibán para que se unan a las conversaciones de paz en las que participa su formación.
En su comunicado, Hekmatyar ha ofrecido sus condolencias al grupo insurgente por la muerte de su líder supremo, el mulá Ajtar Mansur, solicitando a los talibán que trabajen con él "para lograr los objetivos comunes y resolver la crisis", según ha informado la agencia afgana de noticias Jaama Press.
Hezb-e-Islami, el segundo grupo armado más influyente del país después de los talibán, está cerca de cerrar un acuerdo de paz con el Gobierno afgano, después de meses de negociaciones entre ambas partes.
De hecho, el jefe ejecutivo (primer ministro) de Afganistán, Abdulá Abdulá, aseguró el domingo que el acuerdo está "cerca de sellar un acuerdo de paz", recalcando que el Ejecutivo "no ha ofrecido privilegios a Hezb-e-Islami".
Hekmatyar, considerado uno de los 'señores de la guerra', es un veterano que lleva décadas combatiendo en la guerra afgana y su grupo ha sido acusado de abusos generalizados, particularmente durante la guerra civil de los noventa, cuando llegó a ser primer ministro. Estados Unidos ha vinculado el grupo a Al Qaeda y a los talibán y Hekmatyar se encuentra en su lista de terroristas desde 2003.
Su comunicado ha sido publicado horas después de que los talibán confirmaran la muerte del mulá Mansur y anunciaran que su sucesor será Hebatulá Ajundzada, asegurando que éste ha contado con el respaldo unánime de la cúpula de la formación.
En un comunicado publicado en su página web, los talibán anunciaron además que Sirajuddin Haqqani y el mulá Mohamad Yaqub --hijo del fallecido líder del grupo Mohamad Omar, el mulá Omar--, serán ambos los 'número dos' de Ajundzada.
ESTRATEGIAS DIFERENTES
El mulá Mansur murió el fin de semana en un bombardeo estadounidense en la provincia paquistaní de Baluchistán. Pese a que Estados Unidos y Afganistán habían confirmado su muerte, los talibán no se habían pronunciado hasta ayer.
A pesar de sus actividades contra las tropas internacionales y las fuerzas de seguridad, Hezb-e-Islami y los talibán han mantenido estrategias diferentes y han protagonizado numerosos enfrentamientos en los últimos años.
En 2014, Hekmatyar pidió a sus seguidores que participen en las elecciones, rechazando el boicot al proceso como en los comicios anteriores. Sin embargo, los talibán sí lo mantuvieron y llevaron a cabo atentados durante la jornada.
Por el momento no está claro si Ajundzada respaldará el proceso de paz con el Gobierno afgano y, si bien durante la jornada ha salido a la luz una grabación en la que lo rechazaba, los propios talibán han negado su autenticidad.