Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes pandilleros afirman que en caso de romperse la tregua se llegaría a los 25 asesinatos diarios

Denuncian el "claro uso político" que desde el Gobierno y la oposición se le está dando al proceso de cara a las elecciones
Los líderes pandilleros de las principales facciones criminales de El Salvador --Barrio 18 y Mara Salvatrucha-- han advertido que, en caso de romperse la actual tregua que mantienen, se llegaría a los 20 o 25 homicidios diarios, al tiempo que han denunciado las supuestas trabas que el actual Ejecutivo estaría poniendo al proceso de pacificación.
Los cabecillas de estas pandillas han salido al paso de las acusaciones que afirman que la supuesta tregua que han sellado no es tal, pues se siguen cometiendo homicidios, y han responsabilizado a la beligerancia de las autoridades y a la dificultad de llevar a cabo un proceso complejo de estas características.
"Las pandillas que iniciamos este proceso y las que después se han unido tenemos un compromiso real. Es nuestra palabra lo que está en juego, por ello la mantenemos. Hemos cometido errores, somos conscientes", ha defendido uno de sus líderes en una entrevista concedida al diario salvadoreño 'El Faro'.
"Para que la gente nos crea estamos dispuestos a dejar de reclutar a jóvenes en la pandilla", ha remarcado uno de estos líderes, que condiciona esta medida al apoyo del Estado y la sociedad salvadoreña al proceso de paz.
Sin embargo, también han argumentado la intransigencia del Ministerio de Seguridad y Justicia de El Salvador, que a su juicio, no está colaborando en absoluto en el proceso de paz cuando los agentes de Policía y las autoridades justifican todos los delitos que se cometen como asuntos entre estas bandas.
"El incremento de los homicidios se ha debido a las escasas facilidades para continuar con el proceso. Los medios de comunicación y la represión de la Policía a la que tenemos que hacer frente a nivel nacional nos están haciendo vulnerables al proceso", ha asegurado uno de estos pandilleros, que prefiere mantener el anonimato.
Bajo el seudónimo de 'Sur', este miembro de Barrio 18 se ha mostrado muy crítico con la Policía, a la cual ha acusado de acudir a sus zonas de influencia a "provocar, pues ellos han decretado la orden de no matar. "Más bien ellos nos han declarado la guerra porque andan matando a los nuestros y aún así nosotros no hemos quebrantado la tregua", ha aseverado.
"Un tipo saca la pistola y termina disparando a un agente por la desesperación de ver como vienen a matarlo", ha justificado 'Sur', quien también ha acusado a la clase política de utilizar la tregua como arma arrojadiza de cara a las próximas elecciones.
"También tenemos claro el uso político que se le está dando ahora al proceso. Los partidos políticos deben recordar que son vidas, no números, lo que está en juego", ha afirmado el líder pandillero, al mismo tiempo que ha acusado al presidente de El Salvador, Maurico Funes, de no estar haciendo nada por colaborar en el plan de pacificación.