Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las llamas arrasan 46.000 hectáreas en California

El fuego ha quemado en California 74 edificios y amenaza a otros 12.000. Unas 46.000 hectáreas de matorral han quedado arrasadas y miles de personas han tenido que abandonar sus casas ante la amenaza de las llamas. Tres personas han sido hospitalizadas con graves quemaduras tras negarse a dejar sus casas. Querían salvar sus pertenencias. 
Otras cinco personas que decidieron quedarse en sus domicilios contraviniendo las órdenes de las autoridades terminaron pidiendo auxilio, aunque los equipos de rescate aún no han conseguido extraerlos de la zona de riesgo.
El peor momento se vivió durante la tarde del domingo cuando un vehículo en el que viajaban dos bomberos, uno de ellos de origen hispano, se despeñó por la ladera del monte Gleason mientras trabajaban en las tareas de extinción. Murieron dos efectivos.
"Todos los californianos están agradecidos por su valor y por el gran servicio prestado", ha asegurado el gobernador del Estado, Arnold Schwarzenegger.
El mandatario republicano ha declarado el viernes el estado de emergencia para el condado de Los Ángeles. las llamas siguen avanzando y los bomberos solo han logrado controlar un 5%.
Las altas temperaturas, superiores a 35 grados, el denso y seco matorral y la abrupta orografía han dificultado el acceso por tierra a los frentes del incendio, Los bomberos se centran en proteger las zonas habitadas y establecer cortafuegos.
Sin comunicaciones
Se ha perdido el centro de telecomunicaciones, situado en la cima del monte Wilson, lleno de antenas y repetidores que dan señal de cobertura de televisión y telefónica al condado de Los Ángeles.
"El fuego va a donde quiere. Es un incendio enfurecido. Hasta que no cambien las condiciones meteorológicas no soy demasiado optimista", ha comentado el subjefe del departamento de bomberos del condado de Los Ángeles, Mike Dietrich.
Pero el fuego en Los Ángeles no es el único que afecta al estado, "hay incendios por todas partes", ha dicho Schwarzenegger.
Las autoridades contabilizan nueve focos activos en todo el territorio que han obligado al despliegue de casi 6.500 bomberos, apoyados por más de 140 aeronaves y cerca de 450 maquinas.
Recuerdos del pasado
El incendio más extenso padecido en California este año tuvo lugar a principios de agosto en el condado de Santa Bárbara, donde ardieron 36.000 hectáreas en una zona bastante despoblada sin que se registraran heridos de consideración.
El año pasado más de un centenar de viviendas fueron reducidas a cenizas en una lujosa área residencial de Santa Bárbara, y un parque de viviendas móviles fue calcinado en el área de Los Ángeles.
El peor incendio de la historia de California tuvo lugar en 2003 cuando 17 personas murieron y 300.000 fueron desalojadas en el sur del Estado.
California se encuentra oficialmente en situación de sequía permanente desde 2006.
 
EB