Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El manifestante agredido por policías en Hong Kong exige a un juez que desvele sus identidades

Ken Tsang Kin Chiu, un manifestante cuya agresión por agentes de la Policía durante las protestas prodemocracia en Hong Kong dio la vuelta al mundo en un vídeo, ha pedido a un tribunal que desvele las identidades de los agentes que le golpearon, ha informado el diario local 'South China Morning Post'.
El abogado de este manifestante, Michael Vidler, ha contado que su cliente ha decidido presentar esta solicitud ante los tribunales después de que la Policía haya rechazado su petición por escrito para revelar los nombres de los agentes que golpearon a los manifestantes.
Vidler ha explicado que Tsang, que es miembro del Partido Cívico, pidió por escrito la semana pasada al juez del Tribunal Supremo Thomas Au Hing Cheung que revelara las identidades de los policías pero no ha recibido respuesta. "A pesar de tener la sugerencia del tribunal y de haber remitido los hechos para su conocimiento, el comisario y sus representantes legales no han tenido la cortesía de dar una respuesta", ha afirmado.
El abogado ha criticado al jefe de la Policía, Andy Tsang Wai Hung, por entender que está causando un daño mayor a la reputación del cuerpo al no querer aclarar lo sucedido con las agresiones a manifestantes en Hong Kong. "Ha agravado esto con su aparente intento de tapar su comportamiento", ha dicho.
Vidler ha afirmado que Tsang va a solicitar una revisión judicial urgente del caso para que se desvelen las identidades de los agentes agresores, con el objetivo de poder demandar a cada uno de los implicados por su actuación individual en la agresión. Las autoridades informaron de que siete agentes han sido suspendidos de sus cargos por este caso.
El manifestante también va a pedir al tribunal que emita una declaración en la que reconozca que el trato de los policías a los manifestantes fue "cruel, inhumano y degradante, si no tortura".
En la solicitud remitida al Supremo la semana pasada, Tsang aseguró que ha tenido "numerosos moratones" que "coinciden con las repeticiones de golpes con un objeto contundente como una porra". "Fue golpeado en la cabeza y en el cuerpo. No tuvo ayuda y no podía protegerse su cabeza de los incesantes golpes", argumentó.
Varios agentes de Policía han recibido duras críticas por su actuación frente a los manifestaciones del movimiento Occupy Central, especialmente por emplear gases lacrimógenos el 28 de septiembre y por el vídeo en el que varios oficiales agreden a Tsang.