Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El maquinista de la tragedia de Once dice que no iba "ni borracho ni drogado" y que frenó

El maquinista del tren siniestrado en la tragedia ferroviaria de Once, que dejó 52 muertos y 789 heridos en febrero de 2012 en Buenos Aires, ha declarado este martes que no estaba "ni borracho ni drogado", que había dormido, y que frenó al llegar a la estación donde se produjo la colisión.
Marcos Antonio Córdoba ha sido el primero en declarar en una nueva fase del juicio que comenzó el pasado 13 de marzo de un total de 29 acusados por el accidente de Once, después de que el Tribunal Oral Federal 2 de Buenos Aires rechazara ese martes todas las solicitudes de nulidad formuladas por la defensa de los enjuiciados.
Antes de empezar su declaración, Córdoba --vestido con camisa blanca, sudadera y vaqueros-- aclaró a los jueces del Tribunal Oral número 5 que no iba a responder preguntas y se dispuso a relatar su versión de los hechos durante 25 minutos.
"El tren queda con una puerta tapada por una reja. La despejo, así la pueden usar los pasajeros. En el trayecto de Caballito a Once, me encuentro con una señal de peligro. Bajo la velocidad. Toco bocina, paso por la entrada de Once. Dejo la marcha en neutro. Iba a frenar manualmente. Yo no estaba borracho ni drogado, no había ido a ningún corso, había dormido", ha expresado el maquinista.
"Yo frené, pido a los familiares que crean en mí. Yo no estaba borracho ni drogado, no había ido a ningún corso. Había dormido", ha enfatizado Córdoba, quien bajó el tono de voz y comenzó a respirar más deprisa al proseguir con su relato. "No siento el sonido de la válvula y me desespero", explicó, según el portal Infojus.
CÓRDOBA SE HA "AUTOINCRIMINADO"
Por su parte, el abogado de la acusación, Gregorio Dalbón, ha indicado que "Córdoba dijo ante el tribunal que puso el freno en neutro y que iba a frenar, pero no dijo que frenó", por lo que el caso se ha esclarecido con la "auntoincriminación" del maquinista.
"Con su pedido de disculpas a los familiares de las víctimas ha quedado en evidencia su exclusiva responsabilidad, porque nadie pide disculpas por algo que no hizo", ha señalado Dalbón.
El abogado ha insistido en que la tragedia de Once ha sido "esclarecida" para que "la gente sepa quien es el responsable penal y para que se deje de politizar el tema". "Si Córdoba hubiera sido diligente y hubiera frenado, el accidente no habría ocurrido", ha sentenciado el abogado.