Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Omar Mateen, perfil de un asesino

Omar Siddique Mateen, de 29 años, había nacido en Nueva York y era de origen afgano.  

Quienes le conocían le describían como un hombre lleno de odio, maltratador, extremista homófobo, así es el retrato que el FBI ofrece del  autor del más letal tiroteo en EEUU y el peor atentado desde el 11-S.

Según la policía Mateen había declarado su fidelidad a Estado Islámico, organización terrorista que ha reivindicado en su nombre la autoría de los hechos. Dos veces había sido investigado por la policía, la última por su relación con un hombre que se inmoló en un atentado suicida en Siria.

Su exesposa, con la que estuvo casado apenas unos meses y que hace más de siete años que no tenían contacto alguno, asegura que la maltrataba y que era un hombre inestable.

En la mezquita a la que Mateen acudía regularmente, el imán, quien no quiere revelar su identidad, asegura que era un hombre muy callado y que normalmente no se relacionaba con nadie: "sólo Dios sabe lo que pudo pasar por su mente".