Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido el líder de la banda sospechosa de asesinar a 43 estudiantes

La policía Mexicana escoltaba ayer hasta los furgones policiales, destino a instancias judiciales, a los presuntos miembros de Guerreros Unidos, la banda criminal que supuestamente habría asesinado a 43 estudiantes, desaparecidos desde finales de septiembre, en la ciudad de Iguala, en el en el sureño y pobre estado de Guerrero.
La desaparición de los estudiantes, de entre 17 y 21 años, y la muerte de seis personas, entre ellos un menor de 15, causó gran conmoción en todo el país, convertida en indignación tras revelarse la posible colaboración criminal de 36 policías municipales de las ciudades de Iguala y Cocula, que ya están detenidos. Y se ha detenido también a Sidronio Casarrubias, el líder de la organización criminal. Pero el alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa, presuntos responsables de la orden que derivó en la desaparición de los estudiantes, continúan en paradero desconocido.