Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nagma fue vendida para pagar un préstamo que su padre

Al menos un millón de niños sufren las consecuencias de la guerra en Afganistán, según los últimos cálculos de Unicef. Hablamos de enfermedades, traumas o de la pérdida de alguno de los progenitores. Aunque lo peor es que, a veces, las familias venden a sus hijos ante la falta de recursos. Es el caso de Nagma, a la que su padre vendió para pagar un préstamo que costeó las medicinas de su madre enferma.