Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 30 civiles muertos en Faluya en ataques de Estado Islámico contra desertores

Milicianos del autodenominado Estado Islámico han abierto fuego contra civiles que trataban de huir de la ciudad de Faluya, al oeste de Bagdad, dejando al menos 30 muertos, según ha informado un portavoz del Ejército iraquí a la cadena estadounidense NBC.
Las personas atacadas huían de la ciudad controlada por el grupo terrorista en un intento de alcanzar el campo de refugiados de Amiriyat Al Faluya, un lugar relativamente seguro a las afueras de la ciudad, ha asegurado este portavoz.
Una fuente en Faluya ha declarado a la cadena que Estado Islámico ha exigido que las mujeres y niños se queden en la ciudad. "Los milicianos le han dicho a los hombres que pueden abandonar Faluya bajo la condición de que no se lleven a sus familias con ellos, en caso de intentarlo les matarían a todos", ha asegurado la fuente.
"Hemos descubierto que los combatientes de Estado Islámico que son de Faluya tienen a sus familias fuera de la ciudad. Les han mandado con otros familiares que no son de Estado Islámico, ahora no permiten a civiles abandonar la ciudad", ha añadido.
En este sentido, la coordinadora humanitaria de la ONU para Irak, Lise Grande, admitió esta semana que han "subestimado" la cantidad de civiles que siguen bajo el yugo de los milicianos de negro. A partir de los relatos de quienes han logrado huir, la organización considera que "se podría hablar de entre 80.000 y 90.000 civiles".
Se estima que más de 20.000 personas han logrado escapar de Faluya y han relatado la situación "desgarradora" que se vive en su interior. La ciudad, ubicada a unos 50 kilómetros de Bagdad, se encuentra sitiada desde hace seis meses, por lo que no llegan suministros e incluso se están registrando muertes por inanición.