Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres muertos en un ataque de Al Qaeda contra las fuerzas de seguridad en Yemen

Militares yemeníes patrullan las calles de Saná (Yemen) el pasado 7 de julio. EFE/Archivotelecinco.es
Al menos tres personas murieron hoy en Yemen en un ataque de la organización terrorista Al Qaeda contra las sedes de los servicios de inteligencia y de la Policía en la ciudad de Zinyibar, en el suroeste del país, informó el Ministerio de Defensa.
En el asalto coordinado contra los edificios de ambas organizaciones murieron un agente de la policía yemení y dos atacantes, miembros del grupo terrorista Al Qaeda, precisó el Ministerio a través de un comunicado.
"Más de veinte terroristas de la organización Al Qaeda atacaron con armas y bombas el edificio de los servicios de inteligencia en Zinyibar, capital de Abyan", indicó el texto.
En ese ataque, que registró combates muy violentos, según dijeron a Efe algunos testigos, perdió la vida un miembro de los servicios de inteligencia y otros cinco agentes resultaron heridos.
Las fuerzas de seguridad lograron capturar a siete de los asaltantes además de hacerse con uno de los coches que usaron, conforme a la nota oficial.
Los agentes encontraron también un cinturón de explosivos, máscaras, bombas y uniformes militares.
En el ataque contra el edificio de la seguridad general de la policía yemení, situado cerca de la sede de los servicios de inteligencia, no hubo víctimas.
Tras ambos asaltos, la mayoría de los agresores lograron huir en tres vehículos.
El pasado 19 de junio, varios hombres armados de Al Qaeda irrumpieron en el edificio de los servicios de inteligencia de la ciudad de Adén, 70 kilómetros al oeste de Zinyibar, empleando bombas caseras y armas ligeras.
En ese ataque terrorista perdieron la vida once personas, aunque según Al Qaeda esta cifra ascendió a 22 personas entre oficiales, soldados y guardias de seguridad.
La responsabilidad del mismo se la atribuyeron las autodenominadas Brigadas del Mártir Yamil al Anbari, integradas en Al Qaeda en la Península Arábiga, cuyo centro de operaciones está ubicado en Yemen.