Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco muertos en el ataque talibán contra la ISAF en Kandahar

El ataque lanzado contra dos bases utilizadas por las tropas de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN en el sur de Afganistán ha concluido este viernes con un balance final de cinco muertos, cuatro insurgentes y un intérprete de la ISAF, según informaron fuentes policiales y de la coalición internacional.
El ataque contra una base militar y contra una base de un equipo de reconstrucción provincial civil (PRT) en la provincia de Kandahar duró finalmente quince horas. Los talibán ha reivindicado este ataque, en el que utilizaron granadas de propulsión y armas ligeras.
Entre los fallecidos figura un intérprete que trabajaba para la ISAF, según explicó un portavoz de la coalición, Christopher Dewitt. Aparte, cinco soldados de la ISAF, un contratista civil estadounidense y dos guardias de seguridad afganos resultaron heridos.
Kandahar, a 482 kilómetros al sur de Kabul, es la cuna del movimiento talibán en Afganistán y sigue siendo su principal foco de resistencia en el país.