Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos once muertos y diez heridos en el atentado suicida contra un autobús en Kabul

Al menos once personas han muerto y otras diez han resultado heridas de diversa consideración este miércoles como consecuencia de un atentado perpetrado en Kabul por un terrorista suicida contra un minibús que trasladaba a trabajadores de un tribunal, según ha informado la agencia de noticias Jaama.
Un portavoz del Ministerio del Interior afgano, Nayib Danish, ha confirmado el ataque, que ha tenido lugar en el quinto distrito policial de Kabul, contra un minubús que llevaba a varios empleados a un tribunal de apelaciones hacia la provincia de Maidan Wardak. Danish ha afirmado que el atentado ha sido perpetrado por un terrorista suicida.
Ningún grupo ha reivindicado la autoría de este atentado, que llega horas después de que los talibán hayan anunciado este miércoles el nombramiento del mulá Hebatulá Ajundzada como nuevo líder supremo tras la muerte de su antecesor, el mulá Ajtar Mansur.
Los talibán han amenazado en varias ocasiones con atentar contra los trabajadores del sistema judicial por las ejecuciones de presos talibán realizadas por las autoridades afganas.
La Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) ha condenado el atentado de este miércoles. "La UNAMA condena el atentado suicida perpetrado en un barrio del oeste de Kabul que ha acabado con la vida de once personas y ha dejado a diez heridos", ha afirmado.
La misión de Naciones Unidas ha asegurado que, desde el 1 de enero de 2016, se han registrado en Afganistán catorce ataques contra jueces, fiscales y funcionarios judiciales que han acabado con la vida de nueve civiles y han dejado a otros 19 heridos, además de cuatro casos de secuestros de personal judicial.
Nicholas Haysom, jefe de la UNAMA y representante en Afganistán de Naciones Unidas, ha dicho que los ataques contra las autoridades judiciales son "cobardes" y van "contra el derecho internacional humanitario".